Se quejó de mala atención porque atendían a enferma - KFDA - NewsChannel 10 / Amarillo News, Weather, Sports

Se quejó de mala atención porque atendían a enferma

Cuando una mujer de Indiana presuntamente publicó en Facebook que su cena de víspera de Año Nuevo en un restaurante del centro de Indianápolis fue arruinada "por ver cómo sacaban en silla de ruedas a una persona muerta por sobredosis", probablemente no esperaba la respuesta que recibió del administrador del local.

Holly Jones es acusada de escribir en la página del restaurante Kilroy’s en Facebook que estaba comiendo allí, como cada año en esta época, cuando a quienes estaban en si mesa les "gritaron" mientras trataban de aclarar una discrepancia en la cuenta.

"El administrador nos dijo que alguien muriéndose era más importante que nosotros, nos hizo sentir que ser sus clientes no importaba, pero supongo que permitir que un drogadicto se mande una sobredosis en el edificio de su propiedad es más importante entonces que los clientes que gastan allí un montón de dinero", escribió, en parte.

El administrador del restaurante, Chris Burton, escribió una mordaz respuesta al mensaje de la mujer, señalando un gran error en su nota: el "drogadicto" al que Jones se refería era una anciana que sufrió un ataque al corazón mientras cenaba con su esposo e hijo.

Como regalo de Navidad adelantado, una camarera de un restaurante de la cadena Olive Garden fue objeto de la generosidad de un cliente satisfecho. (Publicado martes 22 de diciembre de 2015)

"Antes que nada, el 'drogadicto con sobredosis' del que usted habla era una mujer de más de 70 años a la cual le dio un infarto", escribió. "Afortunadamente la atendieron en al hospital y sobrevivió. Parece que a usted le preocupaba mucho ella, así que pensé que le interesaría saber esto. Esta pobre viejita, que estaba celebrando la víspera de Año Nuevo con su marido y su hijo, tuvo que ser colocada en el piso de un bar completamente lleno, donde le quitaron la blusa delante de todo el mundo para que los paramédicos pudieran examinarla. Pero puedo entender completamente por qué usted piensa que estar embriagado (grosería) que no comprenda que su cuenta debería tener la prioridad sobre una vida humana".

La respuesta de Burton se hizo viral rápidamente, generando reacciones de todo el mundo.

Desde entonces el restaurante ha compartido un enlace a una página de "GoFundMe" para la mujer que sufrió el infarto, recaudando dinero para ayudarla a pagar sus cuentas médicas. Familiares de la señora escribieron en la página que la mujer está en cuidados intensivos en el Indiana University Methodist Hospital en Indianápolis.

Jones parece haber desactivado su perfil de Facebook, según el restaurante, pero desde entonces varias personas indignadas han atacado a la peluquería donde ella trabaja.

El local, Serenity Salon, ha reconocido que una estilista presuntamente posteó el mensaje en la página del restaurante en Facebook, pero agregó que el mensaje "de ninguna manera representa los puntos de vista" de la peluquería ni de su personal.

"Nos entristece lo que ocurrió aquella noche y continuaremos orando por la mujer que sufrió el infarto en este local en víspera de Año Nuevo", escribió la administración de la peluquería, agregando que tiene planes de "lidiar con este asunto internamente y tomar las medidas que consideremos necesarias".

La peluquería también señaló que Jones "sostiene que no es la persona que publicó esto y está en el proceso de tratar de limpiar su nombre. Todos debemos asumir la responsibilidad de nuestros dispositivos y asegurarnos de que estén protegidos con códigos y palabras clave".

Además, la peluquería ha hecho una donación de $500 a GoFundMe.

No se pudo contactar a Jones para que comentara... pero una moraleja que sale de esta historia podría ser "el cliente no siempre tiene la razón".

Powered by Frankly