Presidente Obama ya está en México - KFDA - NewsChannel 10 / Amarillo News, Weather, Sports

Presidente Obama ya está en México

Posted: Updated:

MEXICO (AP) — El presidente estadounidense Barack Obama llegó el jueves a México en una visita de trabajo en la que se reunirá con su colega Enrique Peña Nieto, cuyo gobierno busca ajustar la temática de una agenda bilateral marcada en los últimos años por la seguridad y el combate al narcotráfico.

Tras su arribo al aeropuerto internacional de la ciudad de México, Obama se encontrará con Peña Nieto en el Palacio Nacional del centro capitalino para analizar la relación entre los dos vecinos.

La cancillería mexicana ha dicho que en la reunión, en la que también participarán miembros de sus respectivos gabinetes, se abordarán asuntos como economía, comercio, competitividad, educación y seguridad, además de migración.

Ambos mandatarios ofrecerán más tarde una rueda de prensa conjunta.

El canciller José Antonio Meade dijo el jueves en Radio Fórmula que la seguridad "es un tema de diálogo cotidiano", aunque dijo que para el gobierno "no podemos quedarnos sólo en ese tema".

El gobierno de Peña Nieto decidió cambiar la manera de relacionarse con las agencias de seguridad estadounidenses, que en la administración anterior del presidente Felipe Calderón (2006-2012) tuvieron acceso directo con sus contrapartes mexicanas.

Ahora, todos los contactos de las agencias estadounidenses con México serán exclusivamente a través de la Secretaría de Gobernación, la dependencia mexicana responsable de las políticas internas y de seguridad en el país.

Obama llegó con prioridades internas en mente a México, donde necesita una economía en crecimiento y a un presidente mexicano dispuesto a ayudarle a mejorar la seguridad fronteriza si desea lograr la reestructuración de las leyes que regulan la inmigración en Estados Unidos.

Momentos antes de partir, Obama dijo que su viaje a México, y después a Costa Rica, promoverá dos de sus prioridades: fomentar el crecimiento de la economía y crear empleos para la clase media.

"Me esforzaré en profundizar nuestras relaciones económicas y comerciales a lo largo de América Latina, relaciones que crean trabajos y crecimiento aquí, en casa, y ofrecen a nuestros negocios crecientes mercados donde pueden vender más bienes y servicios hechos en Estados Unidos", dijo Obama.

Los mexicanos estarán muy atentos a las palabras de Obama, pero éste también tiene en mente una audiencia importante en Estados Unidos.

Aunque el papel desempeñado por los votantes hispanos en los comicios presidenciales estadounidenses del año pasado recibe mucho crédito por el actual impulso hacia una modificación en las leyes que regulan la inmigración —lo que proporcionaría una ruta a la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes no autorizados que se encuentran en Estados Unidos_, otra razón para el cambio en las actitudes es que el fortalecimiento de la seguridad en la frontera y la recesión han desalentado a la gente a intentar introducirse a territorio estadounidense, lo cual ha derivado en una disminución de la inmigración no autorizada.

"Todos los planes para regular la inmigración que han sido contemplados se enfocan en asegurar la frontera como una prioridad esencial y punto de partida para una reforma migratoria", dijo Ben Rhodes, un asesor de seguridad nacional de Obama.

E incluso mejor que una frontera bien defendida es una economía sólida que evite que la gente se vaya.

"Si la economía mexicana crece, ello evita que la gente tenga que migrar a Estados Unidos para encontrar trabajo", agregó Rhodes.

Ansioso por enfocarse en temas económicos y migratorios, el gobierno resta importancia a las recientes medidas de Peña Nieto para poner fin al amplio acceso que México otorgó a las agencias de seguridad estadounidenses para ayudar a combatir el narcotráfico y el crimen organizado bajo el mandato de su predecesor, Felipe Calderón. Sin embargo, los cambios posiblemente serán uno de los temas durante las reuniones privadas de los dos mandatarios. Obama dijo esta semana que no emitiría juicios sobre las medidas hasta que escuchara argumentos directamente de funcionarios mexicanos.

Peña Nieto asumió la presidencia en diciembre. Para Obama, el viaje es una oportunidad de calibrar al líder mexicano en una etapa temprana de su mandato.